Para que cada año en la noche del Seder, puedas contarle a tus hijos el relato de Pesaj.