La realidad nos golpea la puerta, y lo tenés que saber.
Hay gente que está pasando hambre y no podemos darles la espalda.
Queremos dar de comer. Vamos a hacerlo. Solos no podemos.
Doná ahora y convertite en líder de esta causa.